Auditoría de aplicaciones en Android - Tirando del hilo...

En la actualidad el 90% de las personas llevan un terminal móvil en su bolsillo la mayor parte del día, con las ventajas que esto supone en cuanto a acceso a la información y poder estar conectado a la red en cualquier momento. No obstante, esto ha puesto a estos dispositivos en el punto de mira de los desarrolladores de malware y por tanto hace que nos debamos preocupar también de la seguridad de estos dispositivos al igual que lo hacemos con nuestros PC portátiles o de sobremesa, ya que el crecimiento de malware para dispositivos móviles está creciendo en gran medida día a día.

En la actualidad el sistema operativo que triunfa en estos dispositivos es IOS, pero en segundo lugar y no menos importante lo hace Android, que año tras año le va comiendo terreno al sistema operativo de la manzana. A continuación os muestro un gráfico de los porcentajes de uso de SSOO móviles del año 2013:

El objetivo de esta entrada en el blog es conocer un poco como podemos llevar a cabo la auditoría de una aplicación en Android que una empresa ha desarrollado y nos pide que evaluemos su seguridad. Para ello lo primero que vamos a hacer, como en todo proceso de auditoría, no es otra cosa que obtener la mayor cantidad de información de la aplicación. En nuestro caso, la investigación no va orientada a buscar malware, sino a testear nuestra APK para poder corregir posibles vulnerabilidades.

Estructura de una APK

A la hora de auditar cualquier aplicación o sistema operativo, es muy importante conocer como funciona y la estructura de ficheros de un proyecto en Android. Por tanto toda APK desarrollada contiene:
  • Un descriptor de la aplicación: AndroidManifest.xml, en donde podemos encontrar los permisos que necesita la aplicación, así como la definición de parámetros de funcionamiento. Un permiso sería poder hacer una llamada de teléfono desde la aplicación. Pincha aquí para más info.
<uses-permission android:name="android.permission.CALL_PHONE"/>
  • Código fuente de la aplicación: los ficheros .java que se ubican en la carpeta src, así como .
  • Ficheros de recursos: .xml con las interfaces gráficas, menús o parámetros usados por la aplicación, ficheros de imágenes (.jpg, .png, etc), archivos multimedia... todo ello en la carpeta res. Pincha aquí para más info.
Desempaquetando la APK

Lo primero que debemos hacer en este momento es desempaquetar el APK. Este fichero no es sino un fichero comprimido en ZIP,si nosotros renombramos la aplicacion .apk a .zip y abrimos con cualquier descompresor, podemos ver los archivos internos que trae, simplemente tendremos que utilizar la herramienta adecuada para poder visualizarlos correctamente.

1.Para el AndroidManifest que está codificado en XML binario usaremos apktool, disponible para Windows, Linux y MAC OS. Nos descargaremos de https://code.google.com/p/android-apktool/ la aplicación y el script de instalación según la plataforma que elijamos. Y ahora ejecutamos el siguiente código para poder obtener el XML original:

apktool d aplicacion.apk directorioSalida

2.Para los ficheros de código fuente, cogeremos el fichero classes.dex (está dentro de la APK al abrirlo con WinZip). Este fichero contiene las clases de Java compiladas en formato .dex, dicho formato es el necesario para ejecutarse sobre la máquina virtual Dalvik (Dalvik VM). 

Haciendo uso de la herramienta dex2jar (http://code.google.com/p/dex2jar) obtendremos un fichero .jar, que no es sino el fichero de clases compilado en java.. Para obtener el código java podemos usar JD-GUI (http://jd.benow.ca/jd-gui/) y analizar, ahora si, código java legible. Si lo que buscamos es algún tipo de malware, entonces deberíamos buscar si dicho código tiene alguna función sospechosa como: 
  • openFileOutput: método que nos permite escribir ficheros en la memoria interna.
  • openFileInput: método que nos permite leer ficheros de la memoria interna.
  • Socket: clase que se utiliza para comunicaciones Cliente-Servidor y por tanto intercambio de información.
  • Webview: clase que nos permite visualizar una Web dentro de una aplicación Android y por tanto la ejecución de código javascript, con las consecuencias que esto puede conllevar.
3. Por último tenemos los ficheros de recursos en la carpeta res donde encontramos, entre otras, las siguientes subcarpetas:
  • drawable: las imágenes que utilza la aplicación.
  • layout: ficheros xml con las configuraciones de las diferentes vistas de la interfaz. Para poder visualizarlas desde el código java se asocia la vista con estos ficheros xml. Además es necesario declaran en el AndroidManifest alguna actividad, caso de no ser así quiere decir que la aplicación no tiene interfaz de usuario y seguramente se instale como servicio de sistema, muy común en los malware.
  • menu: ficheros xml con las configuraciones de los menús.
  • values: ficheros de configuración como valores de las cadenas que aparecen en la interfaz, colores, estilos...
  • xml: ficheros xml con las preferencias que pueden ser configuradas en la aplicación, hay que tener cuidado con la información que la aplicación almacena sobre las preferencias de las mismas o datos nuestros, ya que cualquier usuario con acceso root o una aplicación con acceso a la memoria interna puede acceder a información sensible que contega el fichero de preferencias:

/data/data/nombre.del.paquete/files/shared_prefs/nombre.del.paquete_preferences.xml 

  • Podéis encontrar más información al respecto aquí.
Auditando AndroidManifest.xml

Manitree: el objetivo de esta herramienta es detectar posibles inseguridades en el fichero AndroidManifest.xml, ya que si introducimos en dicho archivo valores erróneos podemos comprometer la APK. Descargamos la aplicación en Kali Linux y ejecutamos sobre un archivo AndroidManifest.


En la imagen anterior vemos los permisos a los cuales tiene acceso la APK cuyo fichero xml hemos utilizado, vemos que nos da una advertencia bastante peligrosa (nivel HIGH) ya que la aplicación tiene acceso a la raíz del dispositivo (pathPrefix="/"), lo cual podría comprometer toda la info que podamos tener en el mismo. En esta aplicación el desarrollador debería haber indicado la carpeta en concreta a la cual se puede tener acceso, que debería ser pathPrefix="/directorio.de.la.aplicacion", y no la raíz del sistema.

Si ejecutamos la herramienta con otro fichero AndroidManifest.xml que hemos renombrado con SecretCode.xml obtenemos lo siguiente:


Esta vez hemos encontrado dos códigos de marcación ocultos (*#*#8351#*#* y *#*#8350#*#*), que pueden llevarnos a menús secretos o acciones ocultas (un ejemplo de una puerta trasera o backdoor) que se han reservado los desarrolladores de la aplicación.

A continuación os dejo un enlace donde podéis encontrar todos los permisos que podemos encontrarnos en el AndroidManifest.xml. http://developer.android.com/reference/android/Manifest.permission.html

Ingeniería inversa sobre una APK (.java)

Para llevar a cabo este proceso de ingeniería inversa existen multitud de aplicaciones que obtienen el código fuente a partir del código ya compilado, cierto es que existen ofuscadores de código, pero aún así es posible descompilar gran parte del código ofuscado.

El objetivo de nuestra auditoría no es centrarnos en este proceso, ya que nosotros ya tenemos el código fuente porque nos lo facilita el cliente. No obstante si vamos a indicar que existe una distribución Linux con un set de herramientas preparadas para ingeniería inversa, ya preparadas y configuradas, se llama Android Reverse Engineering (ARE) y podéis descargarla desde https://redmine.honeynet.org/projects/are/ sus credenciales son android/android.

A continuación enumeramos las herramientas que contiene y una breve descripción de las mismas:

  • Androguard: herramienta en python para manejar ficheros dex, apk, xml binarios y recursos android arsc.
  • Android sdk/ndk: kit de desarrollo de herramientas para android
  • APKInspector: herramienta con interfaz gráfica para la inspección de todos los ficheros contenidos en el paquete APK.
  • Apktool: herramienta de ingeniría inversa casi perfecta que te devuelve los ficheros originales de los que surgió una aplicación.
  • Axmlprinter: conversor de fichero xml binario a xml.
  • Ded: herramienta para descompilar apk de android.
  • Dex2jar: conversión de ficheros .dex a .jar.
  • DroidBox: herramienta de análisis dinámico de aplicaciones android. Lectura de hashes, paquetes entrada/salida en la red, operaciones de entrada/salida de ficheros, permisos eludidos, sms enviados, llamadas, fugas de información, etc.
  • Jad: descompilador de Java con interfaz gráfica disponible para MAC OS, Linux y Windows.
  • Smali/Baksmali: ensamblador/desensamblador de ficheros dex.

Análisis online con Andrubis

Existe en la red una aplicación llamada Anubis que nos permite chequear nuestros binarios de Windows en busca de malware. El proyecto ha ido creciendo y han creado Andrubis, el cual ahora también nos permite analizar las aplicaciones de Android en busca de malware, para lo cual obtenemos gran parte de información valiosa.

Andrubis nos ofrece un informe detallado sobre el comportamiento de la aplicación, incluyendo el acceso a archivos, acceso a la red, las operaciones criptográficas, código dinámico de carga y las fugas de información. Además también cuenta con un análisis estático donde nos indica las actividades de la aplicación, los servicios, las librerías externas y permisos que necesita.

Con Andrubis tenemos la posibilidad de llevar a cabo el escaneo online (APK máx 8MB) o descargarnos su APK desde la Web e instalarla en el móvil para auditar directamente cualquier aplicación. De una forma o de otra podemos registrarnos para que así nos cree nuestro perfil y puedan guardar todos los informes de todas las aplicaciones que hemos escaneado. Una vez registrados y activada nuestra cuenta vamos a probar el escaneo online:


Seleccionamos el archivo .apk y enviamos para su correspondiente análisis.

Una vez que termine el proceso podemos ver bastante información sobre la aplicación escaneada, tenemos la posibilidad de verlo en HTML o XML. Os dejo el enlace al reporte que genera:

https://anubis.iseclab.org/?action=result&task_id=16c9ab98c8e760ee455d61ec258f6ab15&format=html

De donde podemos sacar permisos que necesita la aplicación, urls, entrada/salida de ficheros en memoria interna, puertos de comunicación...

Análisis en el propio terminal móvil con ISecDroid (apk de Andrubis)

Además de la versión online podemos usar la aplicación de Andrubis para el móvil, sólo la podéis descargar de la Web ya no se encuentra en Google Play y es necesario estar registrado en la Web para introducirle usuario y contraseña. La aplicación se llama ISecDroid y al abrirla nos aparece la siguiente interfaz:


En la opción de Configuration ponemos el nombre de usuario y contraseña así como otras opciones más específicas de configuración, entre otras el poder analizar aplicaciones mayores de 8 MB. El siguiente paso es pulsar sobre la opción App submission y elegir aquellas aplicaciones de las cuales queremos llevar a cabo el análisis.


Le damos a Submit y lo que hace la aplicación es llevar a cabo el análisis y subir el reporte al servidor de la aplicación en la cuenta (username/password) que hemos configurado previamente.


Por último podemos ver en History los reportes de las aplicaciones que hemos analizado.


Lo bueno que tiene el registrarte en la Web de Andrubis es que todos los reportes de los análisis que has llevado a cabo tanto desde el escáner online como desde tú teléfono, son accesibles desde la Web en tu perfil de usuario. Lo vemos en la siguiente imagen:

Una cosa muy interesante de usar la aplicación de ISecDroid en el terminal móvil es que te genera un archivo .pcap con el tráfico de la aplicación, caso de que esta se comunique con algún servidor exterior.

En el siguiente link vemos el reporte del análisis de esta aplicación y vemos como obtenemos direcciones IP y dominios a los cuales se conecta. En el siguiente enlace lo podéis comprobar.

https://anubis.iseclab.org/?action=result&task_id=1c0ca8f10949f2224a5d3cee06e0e7ae8&format=html

Conclusión y Recomendaciones de Seguridad

Como hemos podido comprobar son muchos los datos que podemos obtener de un simple archivo APK y estos exponen información que puede hacer vulnerable nuestro sistema. A continuación os voy a dar una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de desarrollar una aplicación en Android, de manera que desde el primer momento que nos pongamos a escribir la primera línea de código, ya estemos teniendo en cuenta la seguridad de la aplicación:

  • Mantener una política de privacidad en cuanto a los datos que se utilicen en la misma.
  • Reducir al mínimo los permisos que se le facilitan a la aplicación.
  • Dar a elegir a los usuarios donde almacenar la información.
  • No recabar en la aplicación información innecesaria que nos pueda comprometer.
  • No envíe información del dispositivo a través de la aplicación.
  • No reutilices código fuente que no entiendes.
  • No almacenes a través de la aplicación ficheros logs sobre usuarios o información de tu dispositivo.
  • Usa mecanismos de ofuscación de código para evitar o dificultar la ingeniería inversa.
  • En todas las entradas de datos debes tener en cuenta su validación previa para evitar posibles errores.
Llegados hasta aquí, creo haber dado una visión en profundidad tanto de la estructura interna de una aplicación en Android, como los posibles fallos de seguridad que podemos encontrar en ellas. Hemos mostrado algunas herramientas que son de utilidad, pero existen muchas otras en la red igual de válidas. Además de estas técnicas, también podemos añadirle a nuestro análisis otras comúnmente usadas, como el escaneo externo de puertos que usa la aplicación o la obtención de metadatos de los ficheros de la misma.

Sin más, me despido hasta la próxima entrada, no sin antes nombrar a Miguel Ángel Arroyo (@Miguel_Arroyo76) responsable del magnífico blog http://hacking-etico.com. Espero que te sirva esta información, ya que siempre somos los demás los que ampliamos conocimientos gracias a tus charlas, entradas en tu blog o tus tweets. 

Un handshake compañero !!

@eduSatoe

"No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho."
Aristóteles

1 comentarios:

felipe calderon dijo...

Actualmente casi todos hemos descargado algunas aplicaciones android sin saber muy bien lo que hacemos, incluso en Google Play que se supone que es lo más seguro, de vez en cuando se cuela alguna apliación con virus, por eso es recomendable no descargarse aplicaciones a lo loco.

Publicar un comentario

Copyright © C43S4RS